Hondarribia – Portaferrissa

007-008

Un día de hace unos cuantos años ya, me llamó mi querida María Eugenia Alberti, directora de la respetada revista Joyce, y me dijo si podía hacer un viaje express a la Calle Portaferrissa para realizar unos retratos al pequeño de los Adria, Albert. Ni corto ni perezoso al día siguiente me cogí un vuelo de ida y vuelta de Hondarribia a Barcelona. En menos de tres horas estaba en un sitio privilegiado. Gracias a este lugar, comensales de todo el mundo han podido degustar lo mejor de la gastronomía. Estaba en el BulliTaller, delante de Albert y en un entorno que era una mezcla entre un piso de un soltero y un laboratorio. Un lugar acogedor diseñado para que el tiempo no pasara y donde perderse entre los miles de aromas de su archivo personal.

Uno de esos reportajes que te hace sentir privilegiado por llegar a sitios no aptos para todos los públicos.

009-010

 

Leave a reply

Your email address will not be published.